La Voz de La Verdad

Feminismo: La raíz del mal.


Ayer sufrimos al enterarnos que había sido aprobada la ley del aborto en sus tres causales. Para el mundo cristiano es un sufrimiento, porque todos aquellos que entendemos que la vida viene de Dios, es un golpe al corazón al ver tanta fuerza desplegada, en una maratónica carrera de argumentos, como si la vida de cada ser vivo tuviera que argumentarse para vivir.

La historia de este país tiene ciclos de 40 años en donde se produce una fricción que hiere a nuestra nación. Guerras inventadas, apoyo extranjero para evitar la permanencia de un gobierno, masacres para acallar voces que se levantan en contra de la injusticia, libertades que han sido pagadas con sangre de los mártires que dieron su vida por la tan ansiada libertad que hoy tenemos. Para salir de la dictadura y derrocarla Chile salió a las calles y exigió la salida del dictador y en la presión a una voz, se dio un plebiscito donde se estableció la voz de aquellos que queríamos democracia. Han pasado 40 años y en esta ansia de libertad hemos cambiado y yo me sorprendo de que esos cambios sean para mal. Hasta la dictadura hacia atrás hemos vivido con la teoría del caos y represiones económicas por causa del poder.

Hoy día no es distinto, ya que empresas que hacen lobby con el gobierno de turno como PLANNED PARENTHOOD (empresa que se dedica al aborto libre “PLAN PARENTAL” O PLANIFICACIÓN PARENTAL) y con entidades como la ONU, ONU MUJER, para comprar a través del bolsillo el voto de Senadores y Diputados para abrir la puerta a una ley malvada en donde los médicos abortistas con sus clínicas y centros de salud tengan plena libertad de asesinar.

El gobierno habla de cifras y números, queriendo hacer una cortina de humo con las estadísticas, pero sabemos que no hay número que valga cuando se trata de un asunto de moral básica. El problema es que el dinero compra y la gente se vende por él.

No solo el aborto, también la ideología de género nos está golpeando y esto no es de ahora. Las ideologías y doctrinas se introducen en las sociedades como un pensamiento, luego como una idea y se va golpeando lentamente hasta que de repente de tanto martillar se incrusta en el pensamiento colectivo y pasa a ser normal cambiar la moral. Esto no sucede de un día para otro. Generalmente, dependiendo de la nación y sobre todo si es un país no desarrollado y de Latino américa, llevará un poco más que otras naciones desarrolladas, que estas maneras de pensar contrarias a la moral nos invadan.

La ideología del exterminio como fue en el gobierno de Hitler, llevó tiempo hasta que se implantara como el ideal para establecer una raza pura sin mezcla, una raza superior y fue tanto lo que el FÜHRER (LÍDER-GUÍA- CONDUCTOR) golpeó con sus discursos que logró cambiar la manera de pensar de toda una nación, logró hechizar el pensamiento de tal forma que no había cuestionamiento y no era malo.

Volviendo al aborto, la ideología de género necesariamente debemos enfocarnos en el feminismo, incubadora y raíz de estas dos bestias que nos quieren devorar. Es como un ser mitológico con dos cabezas.

Según el diccionario feminismo en su definición es: Doctrina y movimiento social que pide para la mujer el reconocimiento de unas capacidades y unos derechos que tradicionalmente han estado reservados para los hombres.

Para mi gusto esta definición es muy general y no tiene relación con los movimientos y tendencias que hoy se ven y se pelean, como lo son el aborto, la ideología de género y el derecho sobre el cuerpo.

Parte desde 1789 a 1870 en la revolución francesa, movimiento británico, auge del feminismo norteamericano a principios del siglo XIX y España.

Hubo una primera ola: y es que tenía que ver con el derecho a voto, una segunda ola: filósofas, liberales y radicales y una tercera ola: vindicadoras, lo personal es político.