La Voz de La Verdad

REFLEXION: NUNCA MAS VOLVERE A DESTRUIR LA TIERRA...



Muchos anuncios por internet, muchas declaraciones de destrucción han llenado de miedo y de terror a la gente. Muchos hoy temen por sus vidas, la depresión y la crisis de pánico son pan de cada día. ¿Recuerdan? Las noticias que informaban que el mundo se acabaría en el año 2000, brujos y adivinos declarando que se destruiría la tierra en el 2012, la profecía maya que muchos temieron de que se acabaría todo. Y aun hace poco leí una noticia en un portal cristiano donde se informaba que toda la gente de una congregación había vendido todo porque la venida de Jesús era a fines de este mes de Octubre de 2015.

Y así muchas predicciones más de terremotos y grandes catástrofes en las naciones, muchas de ellas sin llegar a su complimiento, como la de la inminente destrucción de los Estados Unidos por ejemplo. Y dándole a los desastres de Chile (terremoto de Coquimbo, aluvión en el norte, etc.) una connotación de que era la manifestación de la ira de Dios sobre la nación para destruirnos.

Yo sin embargo recordaba un pasaje muy importante en la palabra en la que Dios le habla a Noé después que el diluvio pasó en el libro de Génesis capítulo 9 verso 11 “Estableceré mi pacto con vosotros, y no exterminaré ya más toda carne con aguas de diluvio, ni habrá más diluvio para destruir la tierra. Y dijo Dios: Esta es la señal del pacto que yo establezco entre mi y la tierra. Y sucederá que cuando haga venir nubes sobre la tierra, se dejará ver entonces mi arco en las nubes. Y me acordaré del pacto mío, que hay entre mi y vosotros y todo ser viviente de toda carne; y no habrá más diluvio de aguas para destruir toda carne. Estará el arco en las nubes, y lo veré, y me acordare del pacto perpetuo entre dios y todo ser viviente, con toda carne que hay sobre la tierra. Dijo, pues, Dios a Noé; Esta es la señal del pacto que he establecido entre mí y toda carne que está sobre la tierra.

Y en Génesis 8 Dios dice: “No volveré más a maldecir la tierra por causa del hombre; porque el intento del corazón del hombre es malo desde su juventud; ni volveré más a destruir todo ser viviente, como he hecho. Mientras la tierra permanezca, no cesarán la sementera y la siega, el frío y el calor, el verano y el invierno, y el día y la noche”.


Dios hizo pacto con el hombre de nunca más volver a destruir a todo ser viviente. Su pacto es perpetuo, eterno, de generación tras generación. Dios es un Dios de pactos, el no miente, y el dijo que nunca más volvería a destruir la tierra. Deseo que esta palabra afirme tu corazón y te de confianza pues son palabras que salieron de Dios para el hombre, para que pudiésemos conocer su voluntad y esta tiene tres características, su voluntad es: buena, agradable y perfecta para sus hijos. Dios hizo pacto contigo, no temas, no te acobardes, no serás destruido, al contrario Dios nos ama, no escuches ninguna teoría de destrucción, ni pronósticos devastadores de nadie, pues Dios que nos ama ha hecho pacto con nosotros y con la tierra, guardemos nuestro corazón de estas tantas teorías, profecías e interpretaciones escapistas y futuristas que solo hacen que el corazón de la gente se llene de terror. Nuestro Dios es un Dios de paz….y cuando el habla realmente viene paz a nosotros, no terror ni temor, así que todo aquello se no sea paz, deséchalo, no ha venido de Dios.

Acaso no sería contradictorio que Dios haya enviado a su hijo para darnos vida y ahora ¿nos quisiera destruir? No sería contradictorio que Dios le diera gobierno al hombre sobre la tierra para que la cuidase, la gobernara ¿y ahora la destruye? ¿Si hizo pacto de no destruirla entonces ahora la destruirá? ¿Si nos ha dado mandato de discipular a las naciones, entonces ahora las quiere destruir? No te parece todo esto muy contradictorio.

Es más, muchas cosas que están sucediendo en las naciones son producto del mismo pecado e injusticia de los hombres, que le han dado derecho legal al infierno para destruir. Yo te pregunto ¿Quién realmente está destruyendo la tierra? Si, en este tiempo Dios está trayendo juicio a la tierra pero no es para destruir. Entonces vuelvo a preguntarte…¿Quién la está destruyendo? La injusticia del hombre está destruyendo, pero Dios está levantando una generación justa que la restaure, que mire a su ciudad como la posesión que Dios le dio para amarla, cuidarla y defenderla. Hombres, mujeres, niños y jóvenes llenos de fe y pasión que están dispuestos a ver sus ciudades transformadas, como un día lo fue Almolonga en Guatemala, kyambu en África, Cali en Colombia, etc.


Los hijos que brillan como estrellas en el firmamento ellos se han levantado, brillan porque son entendidos, brillan por causa de que hablan y enseñan justicia a la multitud, ellos son los que se han levantado para luchar contra el ejército enemigo para libertar nuestras ciudades y naciones. Porque es tiempo que TODO sea restaurado, NO DESTRUIDO, PUES DIOS NO ES UN DIOS DE DESTRUCCIÓN SINO POR EL CONTRARIO ENVIO A SU HIJO A SALVAR Y RESTAURAR LO QUE SE HABIA PERDIDO…..TEN PAZ…


Y los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan a justicia la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad. (Daniel 12:3)