La Voz de La Verdad

¿EXISTEN ARGUMENTOS VÁLIDOS PARA ASESINAR?

Por Yesmín Contreras S.

El día Miércoles 21 de Mayo del 2014 la Presidenta de la República Michelle Bachelet anunció la discusión de un proyecto de ley que despenalice la interrupción voluntaria del embarazo en 3 casos específicos:

1. En casos de riesgo de la vida de la Madre

2. Inviabilidad del feto

3. Embarazo por Violación

Es aberrante pensar primero que nada que los 3 casos en los que se propone legalizar el aborto signifiquen quitarle la vida a un ser humano, que tiene vida, un ADN que manifiesta quién es y como llegará a ser, un ser que tiene un corazón que late, sea cual sea su condición o la forma en que fue gestado NO nos da el derecho de decidir sobre su vida. Creo absolutamente que atenta en contra de los derechos humanos.

Es impresionante ver la gran cantidad de argumentos mentirosos que se han levantado para cambiar el corazón y la mente de nuestra Nación, para que cambien su manera de pensar y así tener el quórum necesario para que la despenalización se lleve a cabo. Argumentos dichos por científicos discutiendo si el “Embrión” es un ser humano o no, como si nosotras las mujeres al tener en su vientre un embrión saliera otra “especie”, yo se que: los perritos dan a luz perritos, los elefantes dan a luz elefantes, y nosotros los seres humanos damos a luz ¿ALGO QUE NO ES UN SER HUMANO?.

ANALICEMOS CADA CASO

1. En casos de riesgo de vida de la Madre

Chile disminuye mortalidad materna sin legalizar el aborto

Tal como corroboró la investigación del destacado y premiado epidemiólogo Dr. Elard Koch, director de Investigaciones en Salud Familiar de la Universidad de Chile, quien lideró un estudio de 3 años que develó el desarrollo de la salud materna en el país.

Elard Koch: "La razón de mortalidad materna se redujo de 275 por 100.000 nacidos vivos en 1960 a 18,7 por 100.000 nacidos vivos en el año 2000, siendo esta la mayor reducción observada en países de Latinoamérica" .

Y la tasa siguió disminuyendo posteriormente a la eliminación del aborto terapéutico del código sanitario. ¿Pero por qué se eliminó? Como todas las legislaciones sufren adecuaciones con el paso del tiempo. Era notorio que las circunstancias médicas que obligaban a interrumpir un embarazo, tras casi 60 años, habían quedado obsoletas.

Los médicos reconocen la absoluta caída en desuso de la figura, y que los procedimientos actuales les permitían tratar aquellas condiciones que antes hacían imposible lograr la sobrevida de madre e hijo.

Después que el aborto se hiciera ilegal en 1989, la RMM continuó disminuyendo de 41,3 a 12,7 por cada 100.000 nacidos vivos (reducción de 69,2%), y la mortalidad específica por aborto cayó 99,1%. "Definitivamente, la prohibición legal del aborto no está relacionada con las tasas globales de mortalidad materna”, enfatizó Koch.

“El caso chileno es un ejemplo a nivel mundial porque nuestra mortalidad por aborto es mínima, similar a la de los países desarrollados. Incluso, es mucho menor en comparación con Guyana, India o algunos países africanos, donde esta práctica es legal” plantea.

Asimismo, el epidemiólogo sostiene que, según se desprende de los datos estadísticos de egresos hospitalarios, el aborto en Chile se mantendría estable y en cifras mucho más bajas que donde es legal. “Pero no sólo eso, nuestros hallazgos sugieren que incluso los abortos clandestinos se llevan a cabo con métodos y condiciones de bajo riesgo porque, de lo contrario, nuestras estadísticas vitales darían cuenta de una mayor incidencia de mortalidad por complicaciones secundarias, como sepsis y hemorragias”.

“Tras analizar la experiencia chilena en 50 años podemos concluir que la educación juega un rol fundamental para reducir la mortalidad materna. Una mejor formación de la madre permite el uso más adecuado de los servicios de salud materna disponibles, mientras que su mayor instrucción se asocia con el ingreso al mercado laboral, lo que retrasa el matrimonio y embarazo. Además, la mujer desarrolla su autonomía y auto-cuidado mediante el uso eficiente de distintos métodos de planificación familiar, lo que disminuye embarazos no intencionados y, en consecuencia, los abortos” acota el doctor Koch.

Añade que una mejor educación “puede facilitar que muchas mujeres reconozcan al embrión o feto como un ser humano, optando por tener al bebe aún cuando en principio ese embarazo haya sido no intencionado, lo que también disminuiría los abortos”. En resumen, dice, el caso chileno demuestra que las políticas públicas destinadas a mejorar la educación de la mujer y promover el embarazo seguro logran reducir la mortalidad materna sin la paradoja de legalizar el aborto inducido. Esto, puede orientar a otros países en vías de desarrollo para mejorar sus indicadores de salud materno-infantiles.

2. Inviabilidad del Feto

¿Podemos como nación asesinar a un niño antes que nazca por el h